Cumplí 32 pirulines.

Se va un año más. Cumplí 32 pirulines y pienso...luego existo. jajajj Hablando en serio, este año me dejó exhausto, todos me decían últimamente ¨Mauro ¿qué pasa que estás tan serio, tan flaco y con esa cara de ojete?¨ Y la verdad es que así fue, este fue un año clave, la inauguración del Centro Integral me dejó sin vida social, en realidad me dejó sin vida. Ojo, estoy feliz de todo lo hecho y he puesto una energía colosal pero reconozco que ha habido muchos errores y muchos aciertos. Empieza un nuevo año, un año más maduro, un año en donde lo bueno será doblemente bueno y lo malo intentaremos sepultarlo. Hace unos días atrás tuve mi primer día de vacaciones y salí a una fiesta con amigos y apenas entré a la fiesta dije ¨me había olvidado lo que era salir con amigos, fui esclavo del Centro Integral de lunes a domingos y no tuve respiro, dormía 4 horas todos los días desde hacía 7 meses¨. Y cómo sigue esto? Bien, ya está definida toda la agenda de actividades del 2015, pero recién arranca en febrero y no quiero hablar ahora de trabajo. Por el momento lo único que les digo es que diciembre y enero me los tomo para joder, descansar, salir con amigos y pasear mucho. Bienvenida la fiesta. Se viene un pijama party de fin de año para festejar a lo grande. Les mando un abrazo grande a todos y gracias por la buena onda de siempre. Todos los espíritus son interesantes y sólo es cuestión de adentrarse en cada psiquis para descubrir el tesoro interior que cada uno lleva consigo. Me volvió la sonrisa que había perdido y me volvió el sentido del amor, digo el sentido del humor. Estoy feliz y reloaded. Nos vemos pronto para brindar, salir y joder. Besiño a todossss!