Me encantan los frutos que están dando las clases.

Me encantan los frutos que están dando las clases.

Por medio de este nuevo sistema de 14 dimensiones emocionales que propongo son tantas las opciones de recorridos distintos posibles, que cada espíritu encuentra no sólo un camino único sino un tesoro único: ellos mismos en su máxima expansión.

Por otra parte veo cómo con este sistema se activa nuevamente la pasión por el instrumento, un tanto perdida en estos tiempos por los amantes de la composición, que cada vez saben más y más teoría, filosofía y psicología pero del instrumento...bien gracias.

Esto me pone muy feliz, veo a una nueva generación de músicos, cargada de conocimientos, con pasión por el instrumento, con dedos e impacto en la performance y con mucho vuelo propio.

Bienvenido el futuro.
Feliz de ver a tantos espíritus tan hermosos, libres y con tanta magia para dar.

Besos a todos.